JojobaJojoba

 

La jojoba era utilizada por los Incas para beneficiar a la piel y cuerpo en muchas formas, desde ayudar a sanar quemaduras y heridas hasta tratar infecciones de la piel. Hoy en día, es un ingrediente crucial para la industria cosmética y de cuidado de la belleza, utilizado en humectantes, acondicionadores para el cabello, lociones corporales y productos para labios.

Siendo un arbusto perene leñoso, la jojoba puede sobrevivir en un agreste ambiente desértico. Contiene muchos nutrientes importantes que benefician a la piel y cuerpo, incluyendo a la vitamina E, y vitaminas y minerales del complejo B. A pesar de que la jojoba es llamada a menudo aceite, es de hecho un éster de cera líquido. Los constituyentes químicos del aceite de jojoba emulan al sebo humano, un aceite que produce nuestro cuerpo naturalmente para humectar y proteger nuestra piel. El aceite de jojoba también tiene la capacidad de disolver el exceso de aceite natural en los poros, permitiendo que se elimine al enjuagar; esto ayuda a equilibrar los aceites naturales de la piel. Uno de los mejores atributos del aceite de jojoba es que humecta al mismo tiempo que brinda a la piel una sensación elegante no grasosa.

Lo utilizamos en nuestros productos Baby Bee®, así como en productos para los labios y cara.

  Jojoba
Jojoba Mapa

La jojoba (Simmondsia chinensis) es un arbusto perene leñoso que crece principalmente en las regiones desérticas del suroeste de los Estados unidos y noroeste de México, así como oriente medio. Todas las semillas del arbusto de la jojoba no maduran al mismo tiempo y es necesaria más de una cosecha. A nivel de granja, la jojoba tiene buenos rendimientos y es naturalmente resistente a las plagas. Esto, combinado con su amplia gama de beneficios funcionales para la piel, lo hacen un excelente ingrediente para los productos naturales para el cuidado personal.