BaobabBaobab

 

Algunos lo llaman el árbol al revés y otros el árbol de la vida. ¡Y todavía existen otros que llaman su hogar al interior de un árbol de Baobab!

Cualquier sobrenombre que elija para este árbol legendario, es difícil ignorar su tronco masivo y ramas serpenteantes. Casi todas las partes del árbol Baobab son útiles: la corteza se utiliza para hacer cuerdas y textiles, las raíces se pueden utilizar para tónicos y las hojas se utilizan en sopas y ensaladas. En algunas comunidades africanas, las colmenas tradicionales para obtener miel y cera de abeja descansan en las ramas del árbol Baobab. Las semillas se pueden prensar y obtener un aceite para cosméticos. El polvo de la fruta es ampliamente utilizado para hacer mermeladas, jugos, barras de cereales e incluso bebidas alcohólicas en Sudáfrica. Los murciélagos e insectos (¡especialmente nuestra amiga la abeja!) adoran el dulce néctar de la flor del Baobab.

Rico en antioxidantes y ácidos grasos esenciales, el árbol de Baobab (Adansonia digitata) puede vivir miles de años y crecer hasta alcanzar más de 30 metros de altura. La pulpa de la fruta del Baobab es rica en vitamina C, magnesio y calcio. El aceite amarillo dorado que se extrae de la semilla de la fruta tiene un alto contenido de ácidos grasos esenciales y es un excelente emoliente. Esto lo hace un ingrediente ideal para suavizar, suavizar y humectar el pelo y piel secos.

Utilizamos el aceite del Baobab en nuestras cremas, lociones y productos para el cabello.

  Baobab
Baobab Mapa

El árbol de Baobab se encuentra comúnmente en las regiones calientes y secas de África como Kenia, Malawi, Mozambique, Sudáfrica y Ghana pero también se localiza en Madagascar y Australia. Los árboles Baobab se han utilizado por siglos para proporcionar sombra, alimento y refugio. Algunos creen que estos árboles son los más antiguos del continente africano.